Gastrogenius de Laborie es un equipo analizador de concentración combinada de H2 y metano espirado, con validación de la toma por medición de O2, para detectar la mala absorción de alimentos, intolerancias a los azúcares y SIBO.

Existen pacientes que en defecto de hidrógeno producen metano por lo que su trastorno gastrointestinal no es detectable con la determinación exclusiva de muestras de concentración de hidrógeno. El análisis adicional de metano permite al Gastrogenius una correcta determinación de la muestra para este tipo de pacientes.  Además, el equipo proporciona una corrección automática de O2 para obtener resultados más precisos.

El Gastrogenius permite realizar las mediciones exhalando el paciente directamente en el equipo (protegido con boquillas con filtro desechables) para determinar la exactitud de la muestra con la concentración de 02. También están disponibles bolsas individuales para una medición posterior.